"Padre eterno, Tú no me amas porque soy fuerte sino para fortalecerme. No me amas porque soy santo sino para que me santifique." P. José Kentenich

Área Académica

Home » Área Académica

"A las puertas del siglo XXI somos, pues, testigos de un amplio consenso en torno a la importancia que tienen los procesos educativos como eslabón para articular los distintos objetivos del desarrollo... Hay quienes consideran a la educación importante en cuanto factor fundamental para acelerar la modernización y el progreso económico. Otros confían en que la educación conduce a sociedades más equitativas y otros finalmente ven en ella el medio privilegiado para superar sociedades inseguras y violentas". (Hopenhayn y Ottone, 1999.

 

En el contexto de la educación actual

La cita anterior nos indica el alto valor que se asigna a la educación en la sociedad actual. Una sociedad con profundas transformaciones y posibilidades insospechadas en las fundaciones que la educación pueda generar en los actores de este tiempo. Desde aquí emerge la necesidad de una educación de carácter interdisciplinario e integrador, que ponga al alumno en contacto con la realidad en cuanto totalidad (Currículo orgánico).

A través del currículo de nuestros colegios Monte Tabor y Nazaret, de sus planes, programas y de todas las actividades formales e informales que en ellos se realizan, se materializan múltiples oportunidades para que cada miembro de la comunidad escolar (alumnos, profesores, familias, administrativos, auxiliares) entre en contacto y comprenda el sentido y significado de esta realidad (en sus diversas dimensiones), a través de una secuencia de actividades diseñadas con una intencionalidad pedagógica.

 

El objetivo del proceso de aprendizaje es que el alumno y la comunidad aprendan:

  • Contenidos culturalmente relevantes.
  • Habilidades cognitivas que les permitan explorar, conocer, comprender y explicar el significado del rnundo en sus distintas dimensiones.
  • A establecer la relación entre el mundo exterior del conocimiento con su propio mundo interior para generar una síntesis que permita asumir la vida en la sociedad a partir de la propia identidad (se trata de la relación "macrocosmos -microcosmos" que el Padre Kentenich establece ya al comienzo de su labor pedagógica).

 

Nuestros desafíos como Colegios

La persona humana es un ser en proceso: en cada etapa del desarrollo se produce el despliegue de su identidad y este despliegue se concreta en el encuentro con la realidad, su sentido y significado. El objetivo del aprendizaje en nuestro colegio es dar respuesta a la vocación del ser humano por conocer y entrar en contacto con la realidad que lo rodea y crecer en ella hacia la plenitud de sus posibilidades. La persona, incluida la inteligencia, crece y se desarrolla hacia esa plenitud en la medida que va madurando y profundizando su relación con la creación, con Dios, con las ideas y el conocimiento, con los otros y consigo mismo. Así, toda la organización y la vida del colegio están al servicio del desarrollo de la identidad personal y comunitaria.

Con el fin de responder a estas expectativas y a las exigencias del mundo actual, nuestro currículo busca la cooperación con cada persona y el logro individual de una óptima relación con esta realidad. Para ello, el currículo visualiza dos metas fundamentales que se complementan entre sí:

Formar en los alumnos personalidades ancladas en lo espiritual, lo moral, lo social, lo cultural, para   prepararlos a enfrentar y asumir todas las responsabilidades y experiencias de vida. Punto 2.4, Proyecto Educativo.

META 1:

Ofrecer y proporcionar diversas oportunidades a todos los alumnos para aprender y desarrollar al máximo sus capacidades.

 

Para conocer más acerca de nuestra propuesta educativa, haga click aquí

© 2009 Colegios Monte Tabor y Nazaret. Todos los Derechos Reservados - Avda. Paseo Pie Andino 5894 | Lo Barnechea | Tel: (56-2) 22 7500 900